jueves, 13 de septiembre de 2012

Manzanas rebozadas

Bueno, pues ya tocaba un postre. Tengo que decir que dentro de mis habilidades culinarias no se encuentra la repostería. Iré aprendiendo, lo prometo, me lo propongo como próximo objetivo. El blog Aromas de vainilla y canela, del que soy seguidora, estoy segura que me dará un montón de ideas.
Este postre que presento hoy, se digiere muy bien porque no es nada pesado. Es una forma exquisita de comer fruta en cualquier momento del día.
El aroma de la mezcla de azúcar y canela inunda el ambiente y la casa huele maravillosamente.




Ingredientes:

-Seis manzanas golden
-Una taza de harina( unos 150 g)
-Una taza de leche
-Un huevo
-Dos cucharadas de postre de azúcar( yo le puse azúcar glas)
-Una cucharada de postre de canela
-Aceite de girasol




Preparación: 


En primer lugar hacemos la masa mezclando la taza de harína con la leche. A continuación separamos la clara del huevo de la yema y añadimos a la masa la yema. La clara la batimos a punto de nieve y la añadimos también con movimientos envolventes.
Pelamos ahora las manzanas y las troceamos en ocho gajos cada una (quedarán gorditos) quitándoles las semillas del corazón. Rebozamos los trozos en la masa y los freimos en abundante aceite de girasol. Cuando los vayamos sacando los colocamos sobre papel absorvente. Los pasamos a una fuente en la forma que más nos guste, sin amontonarlos porque ahora les espolvorearemos, con un colador, el azúcar mezclado con la canela.






 Es un ejemplo perfecto de que un plato sencillo puede ser también muy agradable y apetecible.





Compartir:

3 comentarios:

  1. Que pintaza tiene Lola, me lo apunto, es lo que más me gusta, el aroma a canela!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la foto del corte, se ve delicioso!!!
    Besos

    ResponderEliminar