martes, 26 de mayo de 2015

Mantecadas

Hace unos días me llegó por correo un regalo que me hizo especial ilusión. Se trata de un "librito" como ella lo llama, de repostería. Cocina en compañía es un breviario de dulcerías creado por Mª Gracia Carrera Fernández y maravillosamente ilustrado por Jose Manuel Pérez Tapias. Si no conocéis su blog Con mil sabores, os recomiendo la visita, pues aprenderéis, os divertiréis y alegraréis con el color y calor de sus recetas y demás apartados. Aunque solo nos conocemos virtualmente, la considero mi amiga y una de las razones por las que dedico una buena parte de mi tiempo a este blog. Como agradecimiento a su gesto, he querido hacer estas mantecadas de su recetario; son exquisitas y se hacen enseguida. No será lo único que haga, ya que, como bien sabe ella, siempre estoy manifestando mi faceta no repostera y la necesidad de profundizar en el tema; obviamente ha querido echarme una mano. Espero que os guste mi elaboración y disfrutéis con ella tanto como nosotros.
Gracias Mª Gracia.



Ingredientes:

-1/4 kg de mantequilla
-1/4 kg de azúcar
-1/4 kg de harina
-6 yemas de huevo
-3 claras de huevo
-1 cucharadita de canela en polvo.



Preparación:

En un cuenco se ponen la mantequilla y el azúcar y se trabajan con varillas eléctricas hasta que adquieran una consistencia cremosa. Sin dejar de batir se añaden una a una las yemas de huevo, no añadiendo otra hasta que la anterior esté bien integrada; después la harina y la canela. En otro recipiente se montan las claras y se agregan poco a poco a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que no se bajen. Una vez lista se reparte la mezcla en unas cápsulas de papel, sin llenar hasta el borde, como las magdalenas. Yo además las puse dentro de unas flaneras para que suban hacia arriba y no se expandan hacia los lados. Se cuecen en el horno a 180 grados hasta que estén bien doradas, yo las tuve unos viente minutos, pero ya sabéis que cada horno es diferente y también el tamaño de las cápsulas. Pincharlas y cuando el palillo salga limpio ya está.

viernes, 22 de mayo de 2015

Caldereta de cordero

Pensando en el finde me apetecía preparar un plato festivo. Como ya tocaba carne me he decidido por el cordero aún a sabiendas que no es santo de la devoción de mucha gente empezando por la mía. Por eso he utilizado pierna, deshuesada, limpia y troceada, para que no tengan que hacer el más mínimo esfuerzo al comerlo y no pongan demasiados reparos. Para mi gusto esta caldereta es de las mejores que he probado, nada más que la picada ya se puede comer sola a cucharadas porque es buenísima. La carne queda jugosa y sabrosa y con un sencillo acompañamiento de arroz blanco o con verduritas, tenemos un plato completo. Espero que aproveche, si alguien se anima a hacerla y me cuente su experiencia culinaria después. Feliz finde.



Ingredientes:

-1 pierna de cordero
-1 rebanada de pan
-1 diente de ajo
-1 cebolla
-250 g de setas o champiñones
-2 zanahorias
-4 dientes de ajo sin pelar
-2 hojas de laurel
-2 clavos de olor
-2 tomates
-1 vaso de vino tinto
-50 g de almendras
-Perejil, sal y pimienta





Preparación:

Pedí al carnicero que deshuesara la pierna de cordero, después la limpié de grasa y telillas y la troceé en trozos gruesos. Freímos en un fondo de aceite las almendras peladas, las sacamos y freímos el pan y el diente de ajo. Reservamos. Sellamos a fuego fuerte la carne en el aceite anterior, si falta añadimos un poco. Agregamos la cebolla troceada, las setas que yo no corté porque eran pequeñas, las zanahorias a rodajas,los ajos enteros sin pelar, los clavos, el laurel. Rehogamos todo y añadimos los tomates rallados, el vino y cuando evapore el alcohol cubrimos de agua. Cocinamos unos 45 minutos a fuego mínimo. Para el majado, ponemos en una jarra el pan frito, las almendras, un puñadito de perejil, sal y 2 ó 3 cacillos del caldo de la cocción. Trituramos, añadimos al guiso y cocinamos 10 minutos más.


martes, 19 de mayo de 2015

Brótola al Rigamonti

Cuando aparecen esos días en que la mente se te queda bloqueada y te surge esa duda existencial de quehagoyodecomerhoy, no hay nada mejor que tener una amiga como Maite. Te resuelve el problema en un santiamén. Además de ser una estupenda cocinera, es capaz de inspirarte una retahíla de comidas en un momento. Uno de esos días en que andaba yo dándole vueltas al asunto gastronómico, me explicó esta receta buenísima y adaptable a cualquier pescado que nos guste. He elegido brótola en esta ocasión porque la he encontrado fresquísima en el mercado y a buen precio, pero originalmente se hace con mero. Y si alguien piensa que mi afición por el tomate es harto manifiesta, está en lo cierto, ya sea crudo o cocinado, me gusta mogollón.
Y hasta aquí mi recomendación del día con dedicatoria incluida, para Maite.



Ingredientes:

-1 brótola
-7 u 8 dientes de ajo
-1 lata de tomate triturado (800 g )
-2 c/s de alcaparras
-2 c/s de caldo de las alcaparras
-Unas tiras de pimiento asado
-Aceite, harina y sal









Preparación:

Limpiar el pescado y cortarlo en rodajas gruesas, ese trabajo lo hizo el pescadero. Lo ponemos en un cuenco con sal y los dientes de ajo picados. Lo dejamos macerar una media hora. Lo pasamos por harina y lo freímos en aceite de oliva. Sacamos y reservamos. Los ajitos picados de la maceración que hayan quedado en el bol se fríen en un fondo de aceite. Se añade el tomate triturado o natural rallado si lo preferís, se fríe con un poquito de sal. Unos diez minutos antes de apartarlo se añaden las alcaparras con el caldo de conservación y unas tiras de pimiento asado. Se introduce en la salsa el pescado frito y se cocina cinco minutos más.


viernes, 15 de mayo de 2015

Judías verdes con tomate frito casero

Desde siempre se ha hecho este sofrito en casa con verduras recién cogidas del huerto, pero con el paso del tiempo y de lugar, tengo que reconocer que lo había olvidado por completo. No fue hasta que lo vi en el blog de Puri primero y en el de Juan después cuando me di cuenta del lapsus mental. Por eso, aquí estoy hoy subsanando el extravío y rememorando antiguas vivencias culinarias. El tomate se pelaba, troceaba y freía en sartén de hierro muy lentamente, hasta podían pasar un par de horas tranquilamente, pues se hacía bastante cantidad. Si sobraba, que no era lo normal, se aprovechaba como fondo para otro guiso. Después se añadían las judías verdes y a pinchar y rebañar. Yo me he permitido ponerle cebolla para complementarlo un poco más porque no le sobra el añadido vegetal. Solo os puedo decir que está pá mojá pan y nunca esta expresión fue más acertada.



Ingredientes:

-1 cebolla
-4 tomates maduros hermosos
-1 cucharadita de sal
-1 cucharadita de azúcar
-1/2 cucharada de orégano
-300 g de judías verdes
-Aceite y sal



Preparación:

Se limpian las judías quitándoles las puntitas y troceándolas. Se lavan y se cuecen en agua hasta que estén al dente, unos quince minutos, pues se terminarán de hacer dentro del sofrito. Se pica la cebolla y se rehoga en un fondo de aceite. Se rallan los tomates y se añaden a la sartén con la cebolla. Se le pone el azúcar, la sal y el orégano. Se deja hacer a fuego muy lento, yo los tuve alrededor de una hora. Se tritura este sofrito si lo queremos más fino, se devuelve a la sartén y se añaden las judías verdes donde terminarán de hacerse. Se rectifica el punto de sal y listo.



 

martes, 12 de mayo de 2015

Fideos con almejas

Aunque es un guiso de cuchara siempre lo he asociado al verano, debe ser por el componente marino de las almejas o porque es tan rápido de hacer que te puedes ir a la playa tranquila porque la comida se hace en un plis plas. Y si después la degustas bajo una buena sombra con el mar de fondo, el recuerdo que queda de ella es imborrable. La cazuela de fideos es de esas recetas que se arrastran de antiguo, de las que has visto hacer en casa generación tras generación y llevas grabada en la memoria. Luego, como hacemos siempre, la adaptamos a los gustos familiares, pero al igual que la paella o el cocido, perdurará en la gastronomía tradicional por los siglos de los siglos. Y si no, al tiempo.



Ingredientes:

-500 g de almejas
-300 g de fideo grueso
-1 cebolla
-1 tomate maduro hermoso
-1/2 pimiento rojo
-1 cabeza de ajos
-1 hoja de laurel
-1 c/s de pimentón dulce
-1 1/2 l de caldo de cocer las almejas
-Aceite y sal



Preparación:

Ponemos las almejas enjuagadas en agua con sal para que eliminen la arena que les quede. Lavamos el pimiento rojo y lo asamos en el horno o microondas, metemos en una bolsa para que sude y cuando esté templado lo pelamos. Abrimos las almejas en una olla con agua, las sacamos y las reservamos, también el agua de haberlas cocido.  Preparamos el sofrito rehogando en un fondo de aceite la cebolla picada menuda, el tomate rallado, la cabeza de ajos entera limpia y con las pieles exteriores eliminadas, la hoja de laurel y el pimiento asado en trozos. Cuando todo esté pochado añadimos el pimentón, le damos unas vueltas y vertemos el caldo de abrir las almejas colado, si nos falta añadimos agua, ésta va a ir en función de que nos gusten más o menos caldosos. Llevamos a ebullición, bajamos el fuego al mínimo y cocinamos unos veinte minutos, hasta que todos los sabores se integren. Echamos los fideos, rectificamos de sal, colorante alimentario si nos gusta con más color, y dejamos hacer el tiempo que recomiende el fabricante de la pasta que hayamos utilizado o hasta que veamos que está tierna. Incorporamos las almejas, dejamos cinco minutos más al fuego y ¡ya está!


viernes, 8 de mayo de 2015

Bizcocho de manzana

Es todo un clásico de la cocina que cada cual prepara a su manera. Mi versión, como ya sabéis, es muy fácil y suele gustar a todo el mundo. Queda tan calado y gustoso que parece una tarta por lo que va bien incluso de postre. Mi afición por incluir frutas y verduras en todo tipo de recetas me viene de lejos, no es casual el nombre de mi blog, pero tengo especial predilección por la manzana porque además de encontrar gran variedad en el mercado y durante todo el año, casa perfectamente con preparaciones dulces y saladas, siendo un comodín culinario indispensable para mí. Me encanta su sabor y lo bien que se mimetiza con distintos ingredientes sin perder su esencia. Es un amor incondicional, por eso siempre la tengo presente.



Ingredientes:

-300 g de harina
-160 g de azúcar
-100 g de mantequilla
-2 manzanas Golden
-1 limón
-4 huevos
-1 sobre de levadura
-1 copa de coñac
-1 dl de leche (1/2 vaso)
-1/2 cucharadita de canela
-1 pizca de sal



Preparación:

Batimos los huevos en un bol junto al azúcar y la pizca de sal con varillas eléctricas hasta que la mezcla se ponga espumosa. Añadimos la harina y la levadura tamizadas poco a poco removiendo con una espátula de arriba a abajo. Vertemos la leche y la mantequilla derretida y seguimos mezclando hasta que quede cremosa. Incorporamos el coñac. Añadimos la piel rallada del limón y la canela y movemos para que se integren los ingredientes. Untamos con mantequilla el fondo y las paredes de un molde, espolvoreamos con harina y eliminamos la que sobre. Éste paso nos lo ahorramos si el molde es de silicona. Pelamos las manzanas, retiramos el corazón y las cortamos en láminas finas. Después las regamos con el zumo del limón para que no se oscurezcan. Las añadimos a la masa y mezclamos con delicadeza para que se incorporen bien. Trasladamos la mezcla al molde y nivelamos su superficie. Cocemos en el horno precalentado a 180 grados durante 30-35 minutos o hasta que se haya dorado. Comprobamos el interior pinchando con un palito de brocheta, cuando salga limpio estará hecho. Dejamos que enfríe y espolvoreamos con azúcar glas y un poco de canela. Yo no tenía en ese momento y le puse azúcar blanquilla. Riquísima.


martes, 5 de mayo de 2015

Arroz de guarnición

Hace unos días nuestra amiga Chusa, en uno de sus posts,  destacaba la importancia de la guarnición en el menú. No puedo estar más de acuerdo, la variedad de productos que utilicemos no solo va a hacer que la dieta sea más sana y equilibrada, también nos va a permitir no caer en la monotonía. Si ya ponemos imaginación a la hora de cocinar todo tipo de recetas, hagamos la mismo con el acompañamiento, ya que va a complementar y vestir el alimento principal con mayor provecho. Este arroz que hoy preparo, no es más que un ejemplo de la variedad de ingredientes al gusto que nos podemos permitir. Va muy bien para tomarlo en frío o en caliente y es tan vistoso que alegrará lo que le pongamos al lado por sencillo que sea. Ahora que ya está aquí el buen tiempo es para tenerlo en cuenta.



Ingredientes:

-300 g de arroz ensaladas y guarniciones SOS
-1 cebolleta
-1/2 nabo
-1 zanahoria
-90 g de almendras crudas
-1 puñado de pasas
-1 chorreón de salsa de soja (60 ml aprox.)
-Aceite y sal



Preparación:

Cocemos el arroz siguiendo las indicaciones del fabricante. Mientras, preparamos el sofrito picando menuda la cebolleta, el nabo y la zanahoria. Los vamos rehogando en un poco de aceite, añadimos las almendras para que también tomen color y después las pasas. Cuando esté todo cocinado le echamos el chorreón de soja y mantenemos al fuego unos minutos. Comprobamos el punto de sal y añadimos el arroz. Mezclamos y listo.