martes, 27 de enero de 2015

Tallarines con salsa de champiñones

Un plato de pasta apetece siempre ¿no?. Cuando no tenemos muy claro qué cocinar, cuando tenemos prisa, cuando nos pilla con la nevera temblando o cuando nos apetece comer esa salsa tan rica que nos encanta y sobre unos tallarines queda de órdago, es una idea que brilla sobre la oscuridad. Hay tantos tipos diferentes de pasta que parece que cada vez que se cocina  uno se hace un plato distinto y ya se sabe, en la variedad está el gusto. El sabor de ésta salsa mezclado con el tallarín, hacen de esta receta su mejor definición. Solo necesitaremos una ración para notar que hemos comido bien, la cantidad de la misma ya depende de vosotros, pero cuidado, es muy fácil pasarse.



Ingredientes: (para dos personas)

-2 cebolletas (eran pequeñas)
-200 g de champiñones fileteados
-1/2 pastilla de caldo concentrado
-1 cucharada de mostaza
-1 chorro de Jerez dulce
-100 ml de agua
-200 ml de nata
-200 g de tallarines
-Agua y sal.



Preparación:

Yo preparo la salsa en primer lugar. Para ello pelo y pico las cebolletas menudas y en un fondo de aceite las rehogo. A continuación añado los champiñones y después de rehogarlos también, les desmenuzo la pastilla de caldo, añado la mostaza y el jerez. Dejo hervir unos minutos para que evapore el alcohol y añado el agua y la nata. Dejo cocer doce minutos a fuego bajo, rectifico de sal y ya está la salsa lista. Reservar. En abundante agua con sal se cuecen los tallarines el tiempo que indique el fabricante. Se escurren y se acompañan con la salsa.


viernes, 23 de enero de 2015

Tarta (fácil) de queso fresco

Éste receta, que no se porqué razón no he publicado todavía, fue mi primera tarta de queso. Me la dio mi vecina de entonces, África, al comprobar la poca destreza culinaria que me daba. Me permitia quedar bien a la hora del postre con poco esfuerzo por su sencillez de ingredientes y elaboración. Ahora esta señora lee mi blog y a veces no da crédito de mi evolución con las cosas del comer. Quizás fuera una de las culpables de que me entrara el gusanillo gastronómico, por eso hoy le dedico este post, a ella y a muchas otras que me han ofrecido recetas y consejos en momentos necesarios. Y es que estoy convencida de que la buena gente existe y la tenemos cerca.


Ingredientes:

-1 paquete (no entero)de galletas María Hojaldrada
-200 g de mantequilla
-1 vaso de leche (250 ml)
-1 vaso de azúcar
-4 huevos
-300 g de queso fresco sin sal
-Mermelada de fresa o frutos rojos (opcional)



Preparación:

Metemos las galletas en una bolsa y con un rodillo las machacamos como si fueran nuestro peor enemigo. Yo no las reduzco completamente a textura de harina porque me gusta que le queden pequeños trocitos. Les añadimos la mantequilla que la tendremos a temperatura ambiente y amasamos hasta formar una pasta con la que forraremos un molde. Metemos en la nevera mientras preparamos el relleno. En una jarra ponemos los huevos, la leche, el azúcar y el queso. Trituramos con la batidora. Volcamos sobre el fondo de galletas reservado y metemos a horno precalentado a 180 grados unos 50-55 minutos. Si veis que se os quema mucho por encima la tapáis con papel aluminio o vegetal. Pinchamos para comprobar que esté cuajada. Sacamos, dejamos enfriar y acompañamos de mermelada si así nos gusta más.


martes, 20 de enero de 2015

Frutas asadas para guarnición

A menudo utilizo frutas como acompañamiento de platos, sobre todo para carnes. Necesitan poca preparación para cumplir con esta función espléndidamente; un poco de aderezo y un golpe de horno serán suficientes. A mí me gustan que tengan la carne prieta y a ser posible de temporada, pues tienen más sabor, pero la mayoría de las veces me apaño con las que tengo en casa. Sí que recomiendo comerlas recién hechas porque están más ricas. Como guarnición son tanto o más apetitosas que las verduras u hortalizas y una forma perfecta de conseguir mayor variedad de productos en la dieta. Espero que os gusten y no os ocurra lo que a mí, que acabo con ellas antes de empezar con la carne.



Ingredientes:

-2 rodajas gruesas de piña
-1 kiwi
-1 manzana
-12 granos de uva sin pepitas
-Aceite, sal. pimienta y romero



Preparación:

Pelamos y troceamos las frutas menos las uvas que irán enteras con piel. Las ponemos en una fuente de horno, salpimentamos y les ponemos unas hojitas de romero. Regamos por encima con un chorrito de aceite. Tendremos el horno precalentado a 250 grados. Las introducimos en él durante diez minutos, las sacamos y listas para comer, mejor recién hechas.



viernes, 16 de enero de 2015

Endivias rellenas de ensalada, higos y queso de cabra

El reino vegetal es una constante en mi mesa y por extensión en mi blog. A diario las ensaladas pueblan mis menús, si bien procuro hacerlas diferentes para no caer en la monotonía. Una de ellas es la que presento hoy, en barquitas de endivias o también de lechuga. Al poderlas coger con la mano sirven como aperitivo o para un bufé frío. Es una receta muy socorrida, pues podemos combinar los ingredientes que más nos gusten. Sencilla y sana a más no poder, fácil de encontrar y aún más de elaborar, la endivia es una hortaliza digestiva y poco calórica con muchos beneficios nutricionales que se puede preparar tanto en frío como en caliente y siempre está buenísima. ¿Os la vais a perder?.



Ingredientes:

-4 endivias
-1/2 pera
-1 cebolleta
-1/2 rulo de queso de cabra
- 7 u 8 higos secos
-Aceite, vinagre de manzana y sal



Preparación:

Antes de comenzar diré que las cantidades de los ingredientes son orientativas, depende del tamaño de los alimentos y de lo que nos gusten, el ponerle más o menos. Desechamos las hojas exteriores de la endivia que estén manchadas o estropeadas, las partimos por la mitad longitudinalmente. Les quitamos el tronquito central con sus hojas, dejando dos o tres exteriores que son las que rellenaremos. Las metemos en una fuente con agua. Cuando estén limpias, las escurrimos y con cuidado de que no se rompan las secamos. Las hojitas centrales las troceamos menudas y las ponemos en un cuenco. Añadimos la cebolleta, la pera, los higos y el queso troceados. Aliñamos con el aceite, vinagre y sal. Rellenamos las hojas que hemos reservado y ya están listas para comerlas.

martes, 13 de enero de 2015

Conejo con setas a la sidra

Ésta es una preparación que para la dieta post navideña nos va a venir genial, primero porque la carne magra del conejo es muy apropiada para rebajar calorías y después porque nos va a servir para acabar con los restos de alcohol, como la sidra, propios de las fiestas. He utilizado mi libreta de "pendientes", a ver si rebaja, donde tenía guardada una receta de lolines , que como hago con todas he adaptado a mi forma de cocinar. Tengo que decir que con las prisas al hacer las fotos se me pasó ponerle a la carne un fondo de la salsa estupenda que tiene, pero creedme cuando os digo que está buenísima. Como guarnición he puesto unas patatas asadas y una ensalada. Todo un lujo de comida que nos podemos regalar cualquier día. Espero que os guste.



Ingredientes:

-1 conejo
-1 bandeja de setas variadas (300 g)
-1 cebolla
-1 tomate
-1 cabeza de ajos
-300 ml de sidra natural
-200 ml de agua
-1 hoja de laurel
-Tomillo, romero, pimienta.
-Aceite y sal



Preparación:

Troceamos el conejo y lo ponemos en un cuenco con sal, pimienta, tomillo y romero, embadurnándolo bien. Lo dejamos reposar mientras pelamos y troceamos la cebolla menuda, rallamos el tomate y separamos los dientes de ajos que dejaremos sin pelar, las setas las he dejado enteras porque eran pequeñas. Ponemos un buen chorro de aceite en una cazuela. Sofreímos el conejo hasta que se ponga dorado, le añadimos los ajos y el laurel. Sacamos a una fuente y en el aceite restante freímos la cebolla, las setas y el tomate. Añadimos la sidra y el agua y acto seguido el conejo. Ponemos a cocer a fuego vivo hasta que rompa a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar hasta que el conejo esté tierno, unos 50 minutos. Rectificamos de sal y listo para servir.


viernes, 9 de enero de 2015

Salpicón de marisco

Hice este plato en nochevieja porque además de colorido y resultón, fácil de hacer y más aún de comer, pega mucho en todo tipo de celebraciones. El pescado en casi todas sus preparaciones es conveniente cocinarlo poco antes de llevarlo a la mesa para que esté en su punto, pero en este caso se puede elaborar con antelación, pues se toma frío. En casa, que no son muy pescaderos, gusta mucho porque es casi una ensalada ligera que se come sin sentir. Así que, ya sea en invierno o en verano, nos podemos permitir este rico salpicón. No nos quedemos con las ganas.



Ingredientes:

-1 pulpo cocido (700 g)
-1 kg de mejillones
-1/2 kg de gambón
-1/2 kg de langostino
-9 palitos de mar
-1 pimiento verde
-1 cebolleta
-1 tomate maduro
-Aceite, vinagre y sal



Preparación:

Yo compré el pulpo y los langostinos cocidos, con lo que me ahorré ese paso. El gambón era congelado, lo que hice fue dejar que descongelara y cocerlo en agua con sal unos 3 ó 4 minutos. Los mejillones los abrí al vapor y deseché las cáscaras. A continuación, troceé el pulpo, pelé las gambas y los langostinos y los partí por la mitad, partí a trozos también los palitos de mar y añadí los mejillones limpios, todo en un cuenco. Piqué el pimiento y la cebolleta a cuadraditos pequeños, el tomate lo pelé y quité las semillas, para después picarlo menudo. Añadí las verduras al bol con el pescado, hice la vinagreta con un buen chorreón de aceite, vinagre y sal al gusto, mezclé todo y ¡listo!


martes, 6 de enero de 2015

Consomé

Si ya sé, hoy debería publicar un roscón hermoso con su correspondiente chocolate, pero ¿qué queréis que os diga?, cuando llega el día de Reyes yo ya no puedo más y lo que de verdad me apetece es un caldito reparador. Hemos comido y bebido como si no hubiera un mañana. Nos hemos esmerado con todo tipo de recetas suculentas. Y hemos compartido con familia y amigos largas sobremesas. Es hora de darle un descanso al cuerpo y este consomé va a cumplir con ese cometido estupendamente. Por supuesto cumpliremos con la tradición hasta el final y para merendar habrá roscón, pero  con un estómago recuperado para que el fin de fiesta nos deje buen sabor de boca. Mañana Dios dirá.



Ingredientes:

-1 hueso de codillo de jamón
-1cuarto trasero de pollo campero
-300 g de carne roja (falda, morcillo o jarrete)
-1 zanahoria
-1 puerro
-50 g de garbanzos
-Agua y sal








Preparación:

El día anterior ponemos los garbanzos a remojo. Al día siguiente desechamos el agua y los metemos en una redecilla, yo utilizo la malla para atar carnes asadas. Limpiamos y lavamos las verduras. Yo suelo quitarle la piel al pollo, pero es una costumbre, a quien le guste el caldo más graso que la deje. En una olla alta colocamos la redecilla con los garbanzos, las verduras, las carnes enteras, el hueso de jamón y un poco de sal. Llenamos la olla de agua dejando un margen libre hasta el borde. Ponemos a cocer a fuego muy vivo hasta que rompa a hervir. Bajamos el fuego y dejamos cocer al menos hora y media. La espuma que se forme en la superficie la eliminamos tantas veces como haga falta. Ya solo falta colar el consomé por un colador de tela para que quede desgrasado o bien poner sobre un colador un trozo de tela limpio. Comprobamos el punto de sal y ya está listo para consumir.