martes, 26 de julio de 2016

Salmonete con puré de patatas

El pescado cuanto más sencillo se cocine mejor. Salvo excepciones, que por supuesto las hay, solo necesita marcarlo, vuelta y vuelta, para que nos regale todo su sabor. Me encontré hace varios dias con unos salmonetes que llamaron mi atención enseguida. El pescadero me los preparó separando los lomos de la espina; al momento supe que esa carne había que disfrutarla así tal cual. Después, en casa, me pareció el colmo de la simplicidad para publicarlos, por eso decidí acompañarlos con un puré de patatas que les va muy bien, espolvoreados con una lluvia de pimentón de la Vera y su característico toque ahumado. Muy buen tandem, lo recomiendo para estos días veraniegos, con éste u otro pescado, el que más os guste o el más asequible, pues supone una buena comida. De sabor suave, fácil de comer, se convertirá en el preferido de los peques de la casa.
 Siempre hay un buen menú que llevar a la mesa sin complicarse mucho. Que para eso son días de descanso.



Ingredientes:

-2 salmonetes
-500 g de patatas
-50 g de mantequilla
-150 ml de leche
-Aceite y sal
-Pimentón de la Vera








Preparación:

Hacemos el puré de patatas pelándolas, partiéndolas en trozos grandes y colocándolas en una olla de agua con sal. Se cuecen a fuego medio hasta que estén tiernas. En un bol se pone la mantequilla, sobre ella se van pasando las patatas por el pasapurés o machacándolas con un tenedor si no las queréis tan finas. Se añade la leche y se mezcla todo bien. La cantidad de leche depende como nos guste de ligero el puré, si lo queremos más blandito, añadimos más leche. Rectificamos la sazón y reservamos.
Como he dicho al inicio el pescadero diseccionó los salmonetes, por un lado los lomos y por otro las espinas y la cabeza que podemos congelar para un caldo perfectamente. En un asador puse un hilito de aceite y pasé el pescado, un poquito de sal y ya está. Lo colocamos sobre el puré preparado y espolvoreamos con el pimentón.


viernes, 22 de julio de 2016

Ensalada tropical

Una ensalada tropical se compone de una base de hojas de lechugas, frutas tropicales al gusto, unos langostinos y la vinagreta. A partir de aquí la imaginación ya es libre para añadir y aliñar como le apetezca. Yo me he ceñido a la receta más sencilla porque es la que mejor me como y considero que es lo suficientemente variada, aunque tampoco le van mal unos frutos secos y una cucharadita de miel en el aderezo. Como el verano es largo y caluroso nos da tiempo a experimentar de mil formas.
La costa andaluza, sobre todo Málaga y Granada, ponen a nuestra disposición su cultivo de frutas subtropicales, que gracias a su clima privilegiado obtienen un producto de gran calidad. Teniéndolas tan cerca ¿quién se resiste? Si casi las podemos coger del árbol. Y no me digáis que una preparación tan gustosa y fresca, no es la protagonista de la mesa. Yo desde luego pienso servirme una buena ración. ¿Gustáis?



Ingredientes:

-Lechuga
-1 mango
-1 kiwi
-1 aguacate
-El zumo  de un limón
-6 ó 7 trozos de coco
-1/4 kg de langostinos
-Aceite, vinagre y sal



Preparación:

Lavamos las hojas de lechuga y las troceamos. Las ponemos en la fuente donde vayamos a servir la ensalada. Pelamos el mango y el kiwi, los troceamos y colocamos sobre la lechuga. Pelamos el aguacate, lo troceamos y rociamos con el zumo del limón. Añadimos a la fuente. También los trozos de coco. Pelamos los langostinos y los colocamos en los huecos de las frutas. Aliñamos con la vinagreta que habremos preparado en un bol y derramado por encima con una cuchara.




martes, 19 de julio de 2016

Sopa de tomate y melón

La temperatura actual no invita a tomar guisos calientes, pero eso no significa que no se pueda comer igual de rico, sano y fresco. Esta sopa fría lo demuestra con sus ingredientes bien combinados, fáciles de encontrar en el mercado. En el sur siempre hemos tenido devoción por estos platos que alivian los sofocos estivales. Por eso, productos como frutas, hortalizas, legumbres cocidas, pan, frutos secos,... se mezclan para convertirse en comidas buenísimas sin tener que encender el fuego. También hidratan y refrescan el cuerpo, cosas de agradecer para necesitar menos líquidos, ya que los sólidos llevan incluida el agua. Cada lugar tiene la gastronomía que precisa y como en Andalucía el calor es una seña de identidad, hay que activar la imaginación para llevarlo de la mejor manera. Ésta es una de ellas, espero que os guste.



Ingredientes:

-1 kg de melón cantalupo sin cáscara ni semillas
-1,2 kg de tomates pera
-60 g de almendras crudas
-2 cebolletas
-Vinagre de manzana
-Aceite de oliva
-Sal y pimienta



Preparación:

Cortamos unos 250 g de melón en daditos para el emplatado y reservamos en la nevera. Pelamos las cebolletas, las cortamos en tiras no muy finas y las ponemos en un bol con un poco de vinagre durante media hora para que no piquen, ni repitan. Pelamos los tomates y los ponemos en un vaso batidor junto a las almendras, el melón, las cebolletas, dos vasos de agua, sal, vinagre y aceite al gusto. Trituramos, yo no lo hice demasiado fino, pero eso va en gustos. Probamos para rectificar la sazón si fuera necesario. Servimos la sopa fría con pimienta negra recién molida y acompañada de los dados de melón.


viernes, 15 de julio de 2016

Macedonia de frutas con salsa de naranja

¿Qué mejor postre que la fruta fresca? La podemos vestir de fiesta incluso en una macedonia bañada con una rica salsa. Normalmente el zumo de naranja con unas hojas de menta la acompaña a las mil maravillas, pero un buen día, de esos que te levantas iluminada, se me ocurrió transformar mi famosa crema de limón en salsa de naranja tan solo con unos pequeños cambios y colar la fruta en ella. El resultado nos gustó tanto que este verano se va a convertir en el postre oficial de todos los saraos, pues menuda soy yo cuando me da por algo. Aunque no creo que mis comensales sufran lo más mínimo cuando se la ponga por delante, ya que tras una comida o cena es bueno rematar ligeramente. Y si en la merienda nos apetece otro cuenquecito, no nos privemos, que esto forma parte de la vida sana y sabrosa.



Ingredientes:

-300 ml de zumo de naranja
-2 c/s de azúcar
-La ralladura de una naranja
-1 c/s rasa de maizena
-1 c/s de mantequilla
-1 yema de huevo
-Agua y zumo de 1/2 limón
-1 melocotón
-1 pera
-1 kiwi
-1 paraguayo



Preparación:

Para hacer la salsa, rallamos una naranja y exprimimos el zumo de las que necesitemos hasta llenar un vaso grande, unos 300 ml. Ponemos en un cazo el zumo, la ralladura, las dos cucharadas de azúcar, un poco más si sois golosos, y la maizena. Lo llevamos al fuego y calentamos al tiempo que vamos dando vueltas con una varilla hasta que espese. Retiramos del fuego, le añadimos la mantequilla y la disolvemos, dejamos entibiar y agregamos la yema de huevo disolviéndola rápidamente con la varilla. Dejamos enfriar. Pelamos y troceamos la fruta. La vamos metiendo en un cuenco con agua y el zumo de medio limón para evitar que se oxide. Cuando la vayamos a servir con la salsa de naranja, la escurrimos en un colador y lista para servir y degustar. Si la metemos en la nevera y la tomamos fresquita está aún mejor, pero la salsa espesará, tenedlo en cuenta.


martes, 12 de julio de 2016

Tomates aliñados, rellenos de jamón y queso

No son pocas las ocasiones en las que acompaño la comida con una ensalada fría. Pero como además me gusta la variedad y no solo en lo que a ingredientes se refiere, también en presentación, hoy propongo estos tomates aliñados y rellenos que alimentarán tanto la vista como el paladar. No me importa abusar de ellos, más aún cuando se encuentran en plena temporada y nos regalan color y sabor; ya sean crudos o cocinados, la cantidad de recetas en las que intervienen puede ser infinita. Un producto indispensable en toda cocina. En la mía por supuesto. Y espero que algunas de mis recetas sirvan para llenar las vuestras de este manjar rojo. Aquí os dejo una.



Ingredientes:

-2 tomates medianos
-2 lonchas de jamón serrano
-2 lonchas de queso (el que nos guste)
-Aceite, sal, pimienta y orégano.



Preparación:

Lavamos los tomates. Los partimos en tres rodajas. Sobre la primera, después de salpimentar, colocamos el queso, espolvoreamos de orégano y le ponemos unas gotitas de aceite. Tapamos con otra rodaja de tomate, salpimentamos y cubrimos con una loncha de jamón doblada y unas gotas de aceite. Ponemos la tapa del tomate, salpimentamos de nuevo, echamos un chorrito de aceite y espolvoreamos orégano. Y ya tenemos una guarnición estupenda, que igual nos puede servir como aperitivo.


viernes, 8 de julio de 2016

Chuletas de aguja con salsa barbacoa

Para algun@s las vacaciones consisten más que nada en apreciar y valorar esas pequeñas cosas que en otra época del año, por falta de tiempo quizás, no disfrutamos tanto. Paseos, siesta, ratos de playa,... y ¿cómo no? barbacoas al aire libre en la mejor compañía. Momentos para compartir en una tarea donde todos colaboran con especial disposición, acompañados de charla y risas. Básicamente se necesita muy poco para que la dicha sea buena: carne de calidad, unas cervezas y una salsa tan rica como ésta. Lo demás lo pondrá el hambre de los comensales y el ambiente que se crea alrededor. Soy partidaria de aprovechar estos regalos de la vida al máximo y los saboreo como si me fuera la existencia en ello. porque para mí los planazos son los que me llenan de alegría con la gente que quiero.
Buen fin de semana a tod@s.



Ingredientes;

-Chuletas de aguja
-Sal y pimienta

Para la salsa:
-1 cebolleta
-1 diente de ajo
-1 cayena (opcional)
-1c/s de tomillo
-1c/s de orégano
-1c/s de pimentón dulce
-1c/s comino molido
-2c/s de azúcar
-2c/s de miel
-El zumo de un limón
-1 vaso colmado de ketchup
-1/2 vaso de agua



Preparación:

Salpimentamos las chuletas y las reservamos en lugar fresco. Preparamos la salsa colocando los ingredientes en una jarra (yo no le puse la cayena), triturándolos juntos y cocinándolos a fuego medio durante 10 ó 15 minutos. Después solo habrá que asar la carne y acompañarla con la salsa.


martes, 5 de julio de 2016

Escalopines de salmón marinado en miel y soja

Cuánto nos soluciona una comida un buen pescadito con su salsa y su guarnición. Un ejemplo de ello, estos escalopines de salmón, a muy buen precio que estaban, con champis. Ya sabéis que cuando algo me gusta enseguida quiero compartirlo. Tan solo una salvedad, a quienes no le vayan los sabores dulzones que se abstengan porque lo bueno de esta receta es poder impregnar la carne del pescado con ese delicioso moje. Otra ventaja a destacar es la rapidez y poca dificultad con la que se hacen estos platos y lo mucho que nos lucimos en caso de tener invitados. Aunque la salsa queda muy oscura, principalmente por la soja, sobre un fondo blanco bajo el anaranjado salmón, presenta un aspecto... diría que elegante y austero. Ahora que están de moda los estilismos, yo creo que para una preparación sencilla es un debut estupendo. ¿O no?



Ingredientes:

-4 escalopines de salmón
-1 diente de ajo
-1 cucharadita de jengibre
-2 c/s de miel
-4 c/s de soja
-2 c/s de manzanilla o vino blanco
-4 c/s de aceite
-Sal y pimienta
-2 ó 3 champiñones
-1 cebolleta




Preparación:

Picamos menudo el ajo, lo ponemos en un cuenco y añadimos sal, pimienta y el jengibre. También la miel, la soja, el vino y el aceite. Mezclamos e introducimos los escalopines, untándolos bien con el majado. Tapamos con film y reservamos una media hora en la nevera. Sacamos y hacemos en una sartén con un poco de aceite. Reservamos en un plato. Picamos los champis y la cebolleta. Los ponemos a saltear en la sartén del pescado. Añadimos la marinada que haya quedado en el cuenco. Rehogamos todo unos minutos. Ponemos el refrito en el fondo de un plato y sobre él los escalopines y listos para degustar.