martes, 30 de junio de 2015

Ensaladilla rusa con mayonesa de leche

Si hiciéramos una encuesta sobre comidas veraniegas habituales, seguro que una de las primeras que se nos viene a la cabeza es la ensaladilla rusa. Y como toda receta cotidiana, nadie la hace igual. En este tiempo yo también le hago una reforma preparando la mayonesa sin huevo. Normalmente la proporción que empleo es el doble de aceite que de leche, sal y limón. Pero por tener una medida exacta que pudiera poner en el blog, copié la receta que encontré en el brick de leche evaporada Ideal y la verdad es que no queda mal. Hay que tener en cuenta que es menos densa y de sabor más suave; para mí muy rica también. En Andalucía debemos poner especial cuidado en la época estival con según que alimentos crudos, pues se alcanzan temperaturas muy elevadas que pueden alterar su composición y calidad convirtiéndolos en no aptos para su consumo. Y como con algunos cambios en su elaboración nos aseguramos un perfecto estado sin renunciar al buen sabor, poco o nada cuesta hacerlos. Espero que os guste mi sugerencia y os sirva para algunas comidas frescas.



Ingredientes:

Para la mayonesa:
-150 ml de leche evaporada Ideal
-150 ml de aceite de girasol
-150 ml de aceite de oliva
-Zumo de limón
-Sal
Para la ensaladilla:
-3 patatas medianas
-3 zanahorias
-3 huevos
-2 latas de atún
-80 g de alcaparras
-Mayonesa









Preparación:

Pelamos las patatas y las zanahorias, las partimos  en trozos grandes y las ponemos a cocer en agua hasta que al pincharlas estén tiernas. Cocemos también los huevos diez minutos. Mientras se hacen las patatas preparamos la mayonesa. Ponemos en un vaso batidor la leche, los aceites, la sal y el zumo de limón. Introducimos el brazo de la batidora hasta el fondo del vaso y sin moverlo empezamos a emulsionar la leche durante unos minutos. Cuando veamos que está endureciendo la mezcla casi por completo, lo movemos suavemente arriba y abajo. Tapamos, cubrimos con papel film y reservamos en la nevera. Escurrimos las patatas y zanahorias del agua de cocción, yo las machaqué con un tenedor, pero se pueden cortar a daditos si os gusta más. Añadimos el atún desmigado sin el aceite, las alcaparras escurridas y enjuagadas, dos huevos troceados y un poco de sal. Agregamos ahora la mayonesa al tiempo que mezclamos y dejamos con la consistencia que nos guste. Ponemos en una fuente, cubrimos con mayonesa y decoramos con el huevo que nos queda rallado.


viernes, 26 de junio de 2015

Lomo al romero con champiñones

Es una opinión generalizada en la blogosfera pasar el menor tiempo posible durante ésta época del año en la cocina, primero por el calor y  después por disponer de mayor espacio para el ocio. Como en parte estoy de acuerdo, en cuanto vi este lomo en el blog de Nieves lo adopté de momento, aunque tras probarlo se va a quedar en casa para siempre. Es una receta rápida que se prepara enseguida con ingredientes que solemos tener y con la que te luces en cualquier ambiente. La simpática igloocooking sabe lo que se hace. L@s que me conocéis sabéis que estos platos me atrapan como las moscas a la miel, y como mi libreta de "pendientes" necesita un desahogo, aquí os lo dejo en la seguridad de que lo vais a hacer más de una vez este verano. ¡Que os aproveche!



Ingredientes:

-600 g de filetes de lomo
-250 g de champiñones
-1 cebolla
-2 dientes de ajo
-1 vaso de vino blanco (250 ml)
-1 vaso de nata líquida (200 ml)
-2 ramitas de romero
-Aceite, sal y pimienta



Preparación:

Doramos los filetes de lomo, vuelta y vuelta, sazonamos y reservamos. En ese aceite rehogamos el ajo, la cebolla y los champis troceados. Vertemos el vino y dejamos reducir. Incorporamos la nata y las hojitas de romero. Salpimentamos y dejamos cocer unos minutos. En el último momento agregamos los filetes de lomo hasta que se terminen de hacer. Servir inmediatamente con unas ramitas de romero para decorar.





martes, 23 de junio de 2015

Rebujito y bocata de tortilla para la noche de San Juan

L@s que vivimos junto al mar celebramos la mágica noche de San Juan, cenando en la playa, encendiendo hogueras a las doce de la noche y apuntando todo lo malo que queramos quemar en el fuego del olvido. Aprovechando además que por aquí andamos de feria, he querido unir los dos festejos en uno, como hace todo el mundo por otra parte, y voy a preparar este rebujito andaluz con un bocata de tortilla, española por supuesto. Esta noche hay una vida social en la costa, imagino que en el interior también, de lo más bulliciosa y entretenida. Se come, se bebe, se charla,... y todo se hace en compañía, disfrutando del solsticio de verano. Felicidades Juanes y Juanas porque tenéis una onomástica importante, en el salto de una estación a otra, en el transcurrir de la vida mirando al futuro. En un día para divertirse con las cosas buenas de la tierra.



Ingredientes:

Para el rebujito:
-200 ml de vino fino o manzanilla
-400 ml de  Seven Up o Sprite
-Hielo
-1 rama de hierbabuena
Para el bocata de tortilla:
-4 patatas medianas
-1 cebolla
-4 huevos hermosos
-Aceite y sal
-Pan
-2 hojas de lechuga
-2 rodajas de tomate










Preparación:

Haremos primero la tortilla, yo la he hecho de un tamaño normal para luego ir cortando los trozos necesarios para varios bocadillos. Pelamos las patatas y las troceamos en rodajitas gorditas, pelamos también la cebolla y troceamos en cuadraditos. Las freímos en abundante aceite con un poco de sal hasta que estén tiernas. Batimos los huevos con un poco de sal, sacamos las patatas del aceite bien escurridas y la echamos en el bol de los huevos. Mezclamos bien y volcamos en una sartén que no se pegue con unas tres o cuatro cucharadas de aceite. Dejamos cuajar por un lado, le damos la vuelta con un plato y hacemos los mismo por el otro. Y ya está lista para montar nuestro bocadillo con los ingredientes que más nos gusten, yo le he puesto tomate y lechuga, pero le podéis poner mayonesa, tomate frito,...
Preparamos el rebujito cuando lo vayamos a tomar, pues el hielo  se va derritiendo y hay que tomarlo fresquito. En una jarra ponemos el hielo, la hierbabuena, el vino y el seven up. Mezclamos y en un momento ya se puede disfrutar.


viernes, 19 de junio de 2015

Boquerones fritos con picadillo

No hay verano en Andalucía que no traiga incluido su pescaito frito; ni el salero gaditano sería el mismo sin su picadillo o piriñaca. De ambos traigo la preparación básica, que es la que más me gusta, la de sabor auténtico, sin enmascarar, la que se toma al fresco de la brisa marina en los días calurosos. Una combinación perfecta de productos del mar y la tierra; la suave textura del pescado recién frito en aceite de oliva, con la frescura de las verduras de la huerta. Nada más sano, ni más rico, ni más sencillo. Es esa cocina ancestral con reminiscencia romana que ha perdurado a través de los siglos y de las modas. La que hacemos a diario porque su sabor ya es nuestro y no queremos prescindir de él. Me pregunto si habrá algo más saludable que ésto. Yo no lo creo.



Ingredientes:

-1/2 kg de boquerones
-Harina para freír
-Aceite y sal
-1 tomate
-1 cebolleta
-1 pimiento verde
-Aceite, vinagre y sal







Preparación:

Limpiamos los boquerones quitándoles parte de la cabeza y las tripas. Los lavamos bien, les ponemos sal y los ponemos a escurrir en un colador. Ponemos abundante aceite en una sartén, pasamos los boquerones por la harina de freír, que es más gordita y se pega menos, y los freímos, solo vuelta y vuelta porque se hacen enseguida.
Para el picadillo o piriñaca, lavamos las verduras y las troceamos en dados del tamaño que más nos guste, lo normal es hacerlos pequeños. Yo el tomate lo pelo y le quito las semillas porque nos gusta más así, pero igualmente se puede cortar y añadirlo entero. Aliñamos con bastante aceite, poco vinagre y sal al gusto.


martes, 16 de junio de 2015

Ensalada de coliflor y brócoli

Una ensalada que nos va a venir de perlas, no solo para la operación biquini porque nos va a depurar el cuerpo, sino para disfrutarla en todo su esplendor, primero con la vista y después con el paladar, pues con los frutos secos y ese aliño tan rico, cada ramito se convierte en un manjar. Aunque estos vegetales parezcan la noche y el día por su color, lo cierto es que son primos hermanos bien avenidos y casan perfectamente. Los he utilizado en más de una receta y siempre he quedado contenta con el resultado. Uno de los truquitos que he encontrado para atenuar el olor característico que desprenden al cocerlos es añadir al agua una patata o una manzana; yo no lo he hecho nunca porque no me molesta, pero se que es una de las causas por las que no se consumen más estas verduras. Os animo a hacer este rico plato, ligero y sano, con gran contenido vitamínico que va a enriquecer vuestra dieta, al tiempo que aportará un toque especial y refinado a vuestra mesa.



Ingredientes:

-1/2 kg de ramitos de coliflor y brócoli
-2 cucharadas de pasas
-2 cucharadas de nueces
Aliño:
-9 cucharadas de aceite
-3 cucharadas de vinagre
-1 cucharada de miel
-1/2 cucharada de albahaca seca
.1/2 cucharadita de pimienta negra molida









Preparación:

Cocemos la coliflor y el brócoli, limpios, troceados en ramitos, en abundante agua con sal unos diez minutos, al dente. Escurrimos y ponemos en una fuente. Distribuimos las pasas y las nueces, que se pueden trocear un poco si las vemos muy grandes. En un bol ponemos todos los ingredientes del aliño, mezclamos bien con un tenedor y rociamos por igual las verduras. Ya está.



viernes, 12 de junio de 2015

Bizcocho de avena

Como en casa las féminas, que no los varones, somos unas incondicionales de la leche vegetal, en concreto la de avena, cuando vi este bizcocho en el blog de Lolines tuve pocas dudas a la hora de adoptarlo y ponerlo en práctica. Tan solo me he permitido una licencia propia, que ha sido cubrirlo con el glaseado, ya que me quedó muy oscuro en el horneado y pensé que se arreglaría un poco con el brillo. Es tan jugoso que  parece una tarta y nunca este cereal me había sabido tan bien. En cuanto a los hombres de la familia , se hicieron vegetarianos mientras duró el género, elogiando lo bueno que estaba, así en pasado, pues duró menos que mis firmes propósitos de hacer dieta. Y bueno, después de comerme un buen cacho, yo sola me animo pensando que ésta también es una forma sana de cuidarse y de cuidar a los tuyos. Y con el beneplácito unánime.
Feliz finde.



Ingredientes:

-3 huevos
-150 g de azúcar
-250 g de copos de avena suaves
-1 vaso grande de leche de avena (300 ml)
-1 sobre de levadura
-1/2 vaso de aceite de girasol
-1/2 cucharadita de canela
-Zumo de un limón
-4 c/s de azúcar glas
-1/2 cucharadita de maizena



Preparación:

Ponemos los copos de avena en un bol junto con la leche, removemos y dejamos que empapen bien. Batimos los huevos junto al azúcar hasta que doblen su tamaño, lo hice con varillas eléctricas. Los agregamos a la avena con la levadura, el vaso de aceite y la canela. Mezclamos bien todos los ingredientes. Yo utilicé un molde de silicona, así que lo único que hice fue untarlo con un poco de mantequilla, también se puede forrar un molde con papel de hornear y verter la masa. Introducimos en el horno precalentado a 180 grados esta masa unos 25- 30 minutos. Yo no lo tapé y por eso se oscureció por encima. Lo mejor es comprobar con un palito de brocheta si está hecho, cuando salga limpio ya está. Preparamos el glaseado exprimiendo el zumo del limón, añadimos el azúcar glas y la maizena, acercamos al fuego y removemos hasta que espese, retiramos y cuando el bizcocho se haya templado un poco se lo ponemos por encima. Dejamos enfriar y listo.



martes, 9 de junio de 2015

Sopa de tomate

No debe faltar en ninguna mesa que se precie una receta con tomate, pues no en vano nuestro país es uno de los grandes productores; la tradición agrícola y el clima han hecho posible que se puedan cultivar gran variedad de ellos. Ahora que comienza la temporada, hay que aprovechar el buen sabor y color que nos ofrece un buen tomate madurado en su planta. Soy adicta a ellos durante todo el año, pero hay que reconocerles la mejor época de calidad para sacarles el mayor partido. Hoy propongo cocinarlos en sopa, caliente o fría, con sus múltiples formas de preparación, siempre con ese ingrediente principal que me encanta. Mi propuesta es sencilla y tradicional, aunque si está tan rica, ¿para qué complicarla más?



Ingredientes:

-1 kg de tomates
-1 cebolla
-1 pimiento verde
-1 diente de ajo
-2 dl de agua
-1 cucharada de azúcar
-3 ó 4 hojas de albahaca
-1 ó 2 rebanadas de pan
-Aceite, sal y pimienta



Preparación:

Pelamos los tomates y la cebolla y los cortamos en trozos. Lavamos el pimiento, le quitamos las semillas y lo troceamos también. Pelamos y picamos el ajo. En una cazuela con un poco de aceite sofreímos la cebolla, el pimiento, la albahaca y el ajo. Después de unos minutos añadimos los tomates, el azúcar, sal y pimienta. Mantenemos al fuego unos cinco minutos y vertemos el agua. Tapamos y dejamos cocer unos 25 minutos. Se puede pasar por la batidora o comerla en trozos, yo he elegido la primera opción. Troceamos el pan en dados, lo freímos y cuando esté dorado lo sacamos a un papel absorvente. Acompañamos con los picatostes la sopa, así está buenísima.